Región Centro

Santa Fe: Escándalo, trascendieron escuchas telefónicas al ministro de Seguridad

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
10 de noviembre de 2017

Una serie de escuchas judiciales en las que aparece el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, dialogando con un comisario investigado; el fiscal General, Jorge Baclini y hasta el mismo gobernador Miguel Lifschitz, detonaron en Santa Fe una crisis político-judicial de alcance imprevisible.

Las escuchas que dejan al ministro estrella del gobierno socialista al borde de posibles delitos y exhiben un grado de connivencia entre la justicia, la policía y el poder político con temas delicadísimos, como ascensos y manejo de causas de corrupción policial, fueron publicadas por los periodistas Maximiliano Ahumada y Nicolás Lovaisa en el Diario Santa Fe. El escándalo golpea al gobernador Lifschitz.

Las escuchas habían sido ordenadas por el fiscal Roberto Apullán quien investigaba al comisario Adrián Rodríguez por posibles irregularidades administrativas. Al intervenirle el teléfono, detectó conversaciones con el ministro Pullaro donde según fuentes judiciales, se infiere el posible delito de cohecho pasivo.

Es que la autoridad máxima de la cartera de Seguridad le da a entender al comisario Rodríguez que tiene el ascenso garantizado, pese a que no le daban las calificaciones. Estas escuchas derivaron en una nueva investigación por presunto cohecho pasivo que compromete directamente al ministro.

Ministro Pullaro: Haber ya te digo, para aguantame un segundito....en los antecedentes quedaste más o menos ehhh 2, 4, 6, 8,10, eh 12.

Comisario Rodríguez: Uyyy papá estoy lejos

Ministro Pullaro: No, está bien boludo, estás bien no te preocupes

Sin embargo, la carrera de Rodríguez se truncó días después de esta charla cuando el 10 de octubre fue detenido por presuntas irregularidades en la administración de las horas extras de los policías que estaban bajo su jefatura.

Ante el arresto, Pullaro, quien desconocía que su teléfono estaba siendo intervenido, se comunicó con varios colaboradores donde se lo escucha lamentarse de que "en la policía no hay uno sano". Entre los números que marcó también figuró el del fiscal General de la provincia, Jorge Baclini.

Fiscal Baclini: Ahora voy a preguntar. Quién lo detuvo, ¿Apullán?

Ministro Pullaro: Apullán, tengo entendido que es por las Ospe (las horas extras de la policía).

Fiscal Baclini: Y sí, Arietti -Fiscal Regional- yo estuve hablando el otro día y me dijo que tenía, pero que no sabía que lo iban a detener.

Ministro Pullaro: A mí me dijo que tenía, pero que lo iban a detener después de las elecciones a todos. No sé porque han apurado.

Fiscal Baclini: Si. Dejame que lo llamo y te averiguo, te averiguo bien. Averiguo bien y te digo.

Los dichos de Pullaro a la máxima autoridad del Ministerio Público sobre el momento en que supuestamente se iba a realizar la detención del comisario y la respuesta de Baclini que se limita a decir que va a averiguar, fue interpretada como una injerencia directa del Ejecutivo al Poder Judicial.

Cuando el ministro Pullaro le informa a Lifschitz que acaban de detener al comisario al que había prometido un ascenso y que por esto lo investigaban por cohecho, el gobernador se limita a decirle que lo hablen personalmente.

Posteriormente, el jefe de los fiscales volvió a llamar a Pullaro y le informó que estaba muy preocupado porque el comisario Rodriguez también estaba siendo investigado por cohecho pasivo por el concurso de ascenso y que eso lo involucraba directamente.

Pullaro llamó entonces al gobernador Miguel Lifschitz para ponerlo al tanto de la compleja situación, según consta en la causa: "Ahí acaban de detener al Jefe de la 5ta., Adrián Rodríguez, que parecía que salía del tema de la causa de las horas Ospe, pero lo que me dice Baclini que me llamó por WhatsApp, que me llamó muy preocupado por el tema, es que es por cohecho pasivo. Que es por una conversación que tuvo conmigo, ¿entendes?", le dice el ministro a Lifschitz.

Y agrega: "Que yo tuve con todos los tipos (policías) para que se presenten al concurso de Generales, yo les digo "...presentate papá, presentate al concurso, que yo presido el concurso...". ¿Entendés?", le pregunta a Lifschitz.

El gobernador se limita a responder con monosílabos y sagaz le dice que mejor después lo hablan personalmente.

En la mañana del 26 de octubre pasado, al momento que el fiscal Roberto Apullán iba a realizarle la audiencia de imputación al comisario Rodríguez, después de haberla pospuesto en dos oportunidades, se enteró que el fiscal regional, Carlos Arietti, lo había apartado de la causa y la había derivado a la nueva Unidad de Delitos Complejos.

Así, el fiscal había iniciado la investigación de presuntas irregularidades en la administración de las horas extras de la Policía y por ese camino terminó acusando al ministro Pullaro por cohecho pasivo, era desplazado de la causa sin mayores explicaciones.

Además, Apullán se enteró ese día que tampoco iba a seguir al frente de la investigación de los "Corral Papers", donde se investigan presuntos desvíos de fondos municipales a ONG's vinculadas al presidente de la UCR e intendente de la capital provincial, José Corral. Por esa causa, Apullán había allanado las oficinas de la municipalidad santafesina.

El apartamiento de Apullán de tres causas sensibles con derivaciones políticas generó suspicacias y sospechas sobre la posible injerencia del Poder Ejecutivo sobre el Judicial. La publicación de las escuchas las alimentaron.

Ahora, diputados de la oposición citaron al ministro Pullaro y al titular del Ministerio Público, Jorge Baclini, a la Legislatura para que aclaren la situación.

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur