Región Centro

Santa Fe tiene el primer avión con motor diesel gasolero

Sección
Economía
Fecha de publicación
13 de septiembre de 2017

Un aficionado a la aviación de Teodelina culminó un sueño iniciado hace ocho años y medio, construyó un avión con diseño propio y con la particularidad de ser el primero que se fabrica con un motor diesel gasolero de automóvil marca Audi. Varios años le costó al fabricante teodelinense, Walter Gerola, "avionizar" un motor que pertenece a un vehículo de calle. La Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) de Córdoba, ya revisó la nave y ahora está en la etapa de matriculación para que le sea otorgada la certificación de aviones experimentales. A su aeronave la denominó "Zonda".

Teodelina es un pueblo de más de 7.500 habitantes, en el límite de las provincias de Buenos Aires y Santa Fe y está a 80 kilómetros de Venado Tuerto. Gerola (50) es piloto civil desde hace 26 años y siempre voló pequeñas avionetas por diversión o por hobby.

Su vieja pasión por el aeromodelismo lo llevó a querer fabricar su propio avión y lo logró. No sólo eso, sino que además por las dificultades para conseguir la hélice, sobre todo por los costos, decidió construirla él mismo y desde hace un año fábrica hélices en su pequeño taller. El inventor tiene además un taller de aberturas de aluminio pero como dicen en el pueblo "Walter se da maña para todo".

De hablar pausado y sereno este hombre de 50 años, algo robusto, le quita protagonismo a su pequeña hazaña. "La verdad que no sé por qué tuvo tanta repercusión esto porque en realidad hay un montón de personas que diseñan su propio avión", dijo con humildad.

Algunos pueden fabricar su propio avión, como fue el caso del fallecido Marcelo Del Prete, de la localidad de Cafferata, quien íntegramente construyó su avión durante largos años y lo llamo Don Tisso, pero en el caso de Gerola, el suyo funciona con un motor diesel-gasolero, algo insólito en el país y con pocos antecedentes mundiales.

Gerola explicó que "lo del motor diesel-gasolero no es un inventó mío aunque sí es el primero del país. Esta experiencia la tengo de base de otros lugares. Por ejemplo en Finlandia se construyen avionetas así y también en Brasil. Tiene ventajas y desventajas; el diesel como combustible se puede llegar a congelar, pero para ello hay que tomar recaudos como ubicar bien los tanques de combustible. La ventaja es la autonomía de vuelo de ocho horas con más de 60 litros de un combustible que lo conseguís en cualquier estación de servicios".

El prototipo fue construido todo en Teodelina. Hasta las llantas que usa. "Fui a comprar las llantas y me costaban muy caras. Entonces la persona que me las prestó dijo que no podría hacer unas réplicas de ellas porque eran casi imposibles de fabricarlas por mis medios".

Llantas y hélice caseras

Gerola con humildad y satisfacción comentó: "Con mucha paciencia logré fabricarlas, aunque me costó mucho tiempo de ensayo y laburo".

La persona que le prestó las llantas no salía de su asombro por lo logrado por el inventor de Teodelina y hasta le dijo que se quedara con las llantas, pero no quiso. "Ya las había fabricado con mucha paciencia y fue un orgullo familiar lo logrado", remarcó.

Con la hélice pasaba lo mismo y así fue como en lugar de comprarlas, Gerola las construyó para su avión y hasta se construyó una máquina que las fabrica con lo cual, y desde hace apenas un año, el teodelinense las produce artesanalmente y las va vendiendo al país. "Arranqué con la idea de fabricar mi avión y ahora estoy dedicado a hacer hélices", dijo orgullosamente Gerola.

Fuente: La Capital.

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur