Región Centro

Crear empleo, una materia pendiente

Sección
Opinión
Fecha
17 de noviembre de 2017

Gustavo García

Los últimos datos del Indec, según el informe Cuenta de Generación de Ingreso e Insumo de Mano de Obra, elaborado por Cuentas Nacionales, en el segundo trimestre los puestos de trabajo crecieron 0,6% en la medida interanual.

Aunque la economía muestra señales de reactivación y así lo demuestran las estadísticas, la creación de empleo sigue siendo una materia pendiente. Hay algo así como una calma chicha en el segmento laboral. Ni se generan nuevos puestos de trabajo en forma masiva y con buen ritmo, como lo necesitaría el sistema, ni se atraviesa un proceso de destrucción a gran escala.

Los últimos datos del Indec, según el informe Cuenta de Generación de Ingreso e Insumo de Mano de Obra, elaborado por Cuentas Nacionales, en el segundo trimestre los puestos de trabajo crecieron 0,6% en la medida interanual. En un año se sumaron 118.000, una cantidad muy por debajo de los 180.000 anuales que se necesitarían para absorber el crecimiento de la población económicamente activa.

Las cifras del organismo público muestran que en los dos últimos trimestres de 2016 el porcentaje de empleados registrados alcanzó el 42%, mientras que en los dos primeros trimestres del 2017 la oscilación fue entre 41,3% y 41,5%, respectivamente. Es decir, pese a todo, no se mueve el amperímetro de la creación de empleo.

El último informe laboral de la consultora Economía y Regiones revela que, según datos oficiales, la tasa de desocupación trepó al 8,7%. Gran Buenos Aires (10%) y la Región Pampeana (8,8%) presentaron las mayores tasas de desocupación. Analizando por aglomerado, las tasas más elevadas se dieron en Mar del Plata-Batán, y los partidos del Gran Buenos Aires y el Gran Rosario. La menor desocupación se dio en el Gran Resistencia, Viedma-Carmen de Patagones y el Gran Paraná.

Por su parte, el NOA (40,8%) y Cuyo (38,8%) se encuentran entre las regiones con mayor empleo no registrado. A escala de conglomerados, las mayores tasas se encuentran en Salta, Gran Tucumán-Tafí Viejo y Santiago del Estero-La Banda. Por otra parte, las menores se presentaron en Ushuaia-Río Grande, Río Gallegos y Viedma-Carmen de Patagones.

La lectura de los datos duros permite concluir que el tímido crecimiento de la economía aún no se traduce en empleo genuino. Por ejemplo, en el segundo trimestre de este año los trabajadores asalariados registrados del sector privado alcanzaron a 6.188.598, apenas un 0,5% por encima que en 2016, un año recesivo marcado por las consecuencias de algunas medidas de gobierno.

CONFLICTIVIDAD

Si la mejora en la actividad económica no se traduce por ahora en empleo masivo, al menos la conflictividad ha logrado apaciguarse. De acuerdo a un documento elaborado por la consultora Tendencias, los conflictos experimentaron una pronunciada disminución en octubre: cayeron los despidos y las suspensiones, pero aumentaron los paros con relación al mismo mes del año pasado.

Los despidos sumaron 512 trabajadores, que arrojan una reducción del 90,5% interanual. Los mayores despidos se localizaron en los gremios de la construcción y gastronómico, siguiéndole los petroleros, papeleros, textiles, materiales de construcción, gráficos, plásticos, informática y sector agropecuario.

Las suspensiones involucraron a 1.626 trabajadores, que arrojan una contracción del 91,8% anual, concentrándose principalmente en el sector textil y en menor medida en alimentos, papel y gas. La contracara de esto es el crecimiento de los reclamos. Las huelgas involucraron a 1,86 millón de trabajadores, que arrojan un aumento del 59,2% año contra año, y se localizaron principalmente en el sector público.

En el acumulado de los 10 primeros meses, los despidos se redujeron 90,5% anual y las suspensiones 91,8%, mientras los paros se incrementaron un 31,6% año contra año.

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur