Región Centro

Santa Fe: La provincia sigue con déficit

Sección
Integración
Fecha
8 de septiembre de 2017

Mario Cáffaro *

Las finanzas provinciales empezaron a transitar el segundo semestre con un rojo fiscal de 2.890 millones de pesos de acuerdo con el informe difundido en las últimas horas por el Ministerio de Economía que conduce Gonzalo Saglione. El déficit se atenuó algo debido a que en julio los ingresos superaron a los egresos después de cuatro meses consecutivos cerrados con déficit fiscal.

Durante el mes de julio de este año los recursos totales de la Administración Provincial alcanzaron los 14.449,77 millones de pesos, compuestos por 14.040,99 millones de recursos corrientes y 408,78 millones de recursos de capital.

El tanto, en julio último, los gastos totales de la provincia alcanzaron los 13.719,27 millones de pesos. Entre dichos gastos se destacan los servicios sociales que representaron un 62% del total de gastos. Sumando a los servicios sociales los gastos de servicios de seguridad y servicios económicos se llega a explicar el 83% del gasto.

De esta manera, durante julio, los ingresos superaron a los egresos en 730 millones de pesos.

La cifra es importante como tendencia porque revierte un rojo de 2.011 millones producido en junio, según el mismo trabajo distribuido por el Ministerio de Economía.

Habrá que señalar que ya se completó la aplicación anual de la política salarial de acuerdo a los diferentes acuerdos realizados por el gobierno con los gremios estatales. En el ámbito del equipo económico se da por descontado que la marcha de la inflación no desatará la cláusula gatillo acordada con los sindicatos estatales.

En lo que va del año

Durante los primeros siete meses del año los recursos totales de la Administración Provincial alcanzaron los 86.340,66 millones de pesos, compuestos por 84.631,36 millones de recursos corrientes y 1.709,30 millones de recursos de capital.

Se informó que los recursos tributarios de origen nacional representaron el 63,8% de los ingresos mientras que los de origen provincial fueron el 36,2%.

En el transcurso de siete meses, los recursos crecieron el 29% comparado con el mismo período del año anterior. No obstante, hubo una mejora mayor en los recursos propios de la provincia (32,9%) contra un 26,9% de los nacionales.

En el período enero a julio los gastos totales alcanzaron los 89.230,72 millones, los cuales incluyen el impacto de los acuerdos salariales alcanzados en el presente año y el aguinaldo correspondiente al primer semestre. Los servicios sociales representaron un 61,1% de dicho total de gastos. Sumando a los gastos sociales los gastos de servicios de seguridad y servicios económicos se explica el 81,5% del gasto de los primeros siete meses del año. Otro dato importante es la evolución del gasto durante los siete primeros meses del año donde se destaca el gasto de capital con un crecimiento de 111,5% respecto al mismo período del año anterior, “más que triplicando el crecimiento de los gastos corrientes”.

En el rubro puntual de ‘Construcciones’, dicho incremento interanual alcanzó el 184,1%.

Dentro de las erogaciones se destacan las transferencias a municipios y comunas por conceptos coparticipables, las cuales alcanzaron en los primeros siete meses del año los 9.479,99 millones de pesos, representando un crecimiento del 31,9% respecto a lo transferido en el mismo período del año anterior.

Presupuesto 2018

La Cámara de Diputados le pidió al Ejecutivo que ingrese por ese cuerpo el proyecto de ley de Presupuesto General de Gastos y Cálculo de Recursos para el ejercicio 2018. La minuta fue votada sobre tablas en la última sesión a instancias de Rubén Giustiniani (Igualdad y Participación) aunque acompañado en las firmas por otros nueve legisladores de todo el arco político.

“La práctica consuetudinaria demuestra que históricamente el Poder Ejecutivo ingresó el Presupuesto por la Cámara de Diputados. Esta práctica no es antojadiza, sino que deviene de antecedentes nacionales e internacionales”, fundamentan.

Se admite que la Constitución de la Provincia de Santa Fe, de la misma manera que la Constitución Nacional, no fija por qué Cámara debe ingresar el Presupuesto provincial. “La importancia de que un proyecto vaya a una Cámara u otra, sea el de Presupuesto o cualquier otro, tiene dos aspectos fundamentales: el primero de ellos es de preeminencia política, ya que la Cámara iniciadora al aprobar la norma puede insistir en su redacción original posterior a las correcciones que haga la Cámara revisora con dos tercios de los votos ratificando in totum lo aprobado primigeniamente. El segundo es un aspecto práctico, ya que la Cámara iniciadora tiene un tiempo de tratamiento de convocatoria de funcionarios y de discusión de la norma que no lo tiene la Cámara revisora”, aclaró Giustiniani.

* El Litoral

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur